lunes, 29 de febrero de 2016

LA FILOSOFÍA DEL “NO TE METAS”

Artículo publicado en la revista "Guairá News". Villarrica - Py. Noviembre / 2015.


                                                                                    Fotografía: diario Ultima Hora.
Nuestros mayores Nos cuentan muchas situaciones que vivían aquellos años de “paz y progreso”. En ese sentido, Villarrica es poseedora de numerosas historias y “anécdotas” generadas por los embajadores del “rubio” en tierras guaireñas.

Situaciones como éstas, sembraron en aquellas generaciones la semilla del temor constante. Como método de supervivencia, muchos adoptaron una filosofía que les permitió vivir “tranquilos” esos años: la filosofía del “no te metas”. Como caballos con anteojeras anduvieron nuestros padres y abuelos, cada quién en “su mundo”, sin mirar –o sin querer hacerlo- lo que ocurría a su alrededor.

Hace 26 años y “pico”, con la llegada de la democracia –o la ida de Stroessner -, eran grandes los sueños de una sociedad diferente. Una sociedad que evolucionaría a pasos agigantados, sobre todo en cuanto a las libertades de expresión y desarrollo del pensamiento crítico del pueblo. A partir de aquel 1989, el Paraguay tendría a toda una nueva generación que se nutriría del néctar de una verdadera libertad (reitero, hablamos de lo que se pensaba en ese entonces, ojo!). Los temores a cualquier tipo de represión  habían desaparecido, los talentosos ya no irían al exilio y tendrían su lugar ganado… en fin, el nuevo Paraguay estaba en marcha!.

Los primeros años de democracia fueron despertando poco a poco a la sociedad de aquel sueño inicial. La gente se dio cuenta que las costumbres de 35 años (sin contar los difíciles años que lo antecedieron) no se irían fácilmente.

Con el gastado discurso de ser el futuro de la patria, la juventud paraguaya ha tenido diversas oportunidades de consolidarse como el esperado motor de cambio y desarrollo social que tanto ha vendido la clase política. Salvo pequeños vestigios, las nuevas generaciones poco o nada desarrollaron el esperado pensamiento crítico; es más, a quienes les tocó ocupar un sitial en el escenario del poder, mostraron perfeccionar aún más las viejas costumbres; por lo tanto, la filosofía del “no te metas” volvió a ganar espacio entre los jóvenes.

La mayor parte de la juventud volvió “a lo suyo”, planificando su vida personal lejos de la política y los problemas que aquejan a la sociedad. La apatía cumplió su misión, y el espíritu crítico e inquieto que caracteriza a todo joven fue poseído y amilanado. Toda pequeña chispa crítica o rebelde era rápidamente apagada por la frialdad de una sociedad reacia a sacarse la anteojera.

Pero algún día, la fuerza de ese espíritu crítico reprimido y dormido iba a despertar, y así lo hizo. No fue por una cuestión partidaria, por la situación de la albirroja ni por la libertad o encarcelamiento de algún líder político; fue por aquello que más dignifica la vida de un ser humano: LA EDUCACIÓN!. Lo que empezó con una serie de pacíficas “sentatas” en la pista de un colegio, terminó con la mayor movilización estudiantil (secundaria y universitaria) que registra la historia contemporánea del Paraguay.

La juventud dijo “¡BASTA!”, dejó el plagueo virtual… el teclado y salió a las calles a exigir aquello que le corresponde. Firmes, con una hoja de ruta clara, sin agresiones y con una dignidad que asombra a propios y extraños; no agacharon la cabeza ante las autoridades ni dejaron seducirse ante todo tipo de propuestas. No hubo “flores” ni “Ferraris” que superen el poder de una juventud despierta.
                                        
La “primavera educativa” –como lo llamaron muchos- hizo sudar a más de uno en el poder, y aquellos que hasta hace semanas se creían omnipotentes, hoy suplican misericordia a la diosa Astrea, quien, ante una clara y digna postura juvenil, tampoco ha titubeado a la hora de impartir justicia (a pesar de sus conocidas “co$tumbres” para ayudar a los amigos).

Septiembre del 2015 será recordado en la historia del Paraguay porque su juventud ha vencido la primera de muchas barreras que le fueron impuestas a lo largo de décadas: la apatía. Pero por sobre todo, porque hemos comprendido que el no involucrarse deja el espacio que nos pertenece a los eternos rastreros y oportunistas.


Hagamos todos lo mismo, seamos jóvenes de edad o espíritu: bajemos a la cancha, pongamos la pelota al piso y seamos protagonistas de un verdadero cambio, porque desde la gradería siempre seremos simples observadores y la copa del campeonato sólo la alzan quienes juegan el partido.


Un Pesimista asumido... pero con esperanzas.

lunes, 10 de junio de 2013


VIVAMOS CON ALMA DE ARTISTA


Quisiera vivir en una sociedad de gente con alma de artista y corazón de niño, así, los detalles de la vida, harían de nuestro caminar terrenal más hermoso y cordial; donde lo material sólo sirva para adquirir comodidades, y un abrazo "compraría" amistades, donde el sonido de una guitarra sustituya a las discusiones y un "te quiero" calmaría los corazones.


Vivamos en una sociedad nueva, una sociedad como la de antes… de gente grande… una sociedad de artistas; donde el vocablo “DON” sea más que un protocolo, la palabra empeñada (sea) deuda certificada y un apretón de manos cierre un buen trato. 
(*) Mi abuelo: Germán Bogado, 
un artista que hizo de la vida una hermosa melodía.


Que bella es el alma del artista!!. Hace de la melodía una canción, del color un paisaje, de un bosquejo un gran proyecto, y de unas líneas un poema que transportan a un mundo maravilloso, donde los sueños se hacen realidad.


Como dice Johansen: “que lindo que es soñar, soñar no cuesta nada, soñar y nada más con los ojos abiertos…”.


Estaré  perdiendo mi pesimismo?.. espero que no.


* Foto de referencia: Maestro Germán Bogado.

lunes, 14 de enero de 2013

LA LECCIÓN DEL CANOSO BILL



Pensaste que me he convertido en un ciudadano optimista-conformista?. Pensaste que estaba concentrado más en las cosas sin sentido de este mundo?. Pues no. Este país sigue demostrándome que los pesimistas seguimos más fuertes que nunca, que desde nuestro oculto mundo observamos lo que ocurre y siempre terminamos por decir nuestra frase favorita: "te dije loo..". Pues bien, este regreso se debe a un gope que hemos recibido en lo más profundo de nuestra ideología y filosofia de vida, una lección dada por un expresidente "imperialista", el gran Bill Clinton.





 Salvo los premios "Oscar" o los "Mtv Video Music Awards", no soy de ver mucho estos certámenes, pero anoche (13-01-2013), por una conjugación de acontecimientos e insistencias (no tenía mucho dinero para salir y mi querida DIDI quería ver a sus actores favoritos), me senté a mironear los "Globos de Oro", a los q muchos entendidos me explicaron que es como la antesala de los Oscar.

Bastante interesante, ya que se realiza en un ambiente menos solemne y más ameno q los "premios de la Academia".

En un momento y ante la sorpresa de todos los televidentes -y asistentes al evento, supongo-, se hizo presente el expresidente de los E.E.U.U., Bill Clinton. El popular político de las canas -en la cabellera y al aire- fue sencillamente OVACIONADO por todos los presentes; actores, directores, productores y periodistas no dudaron un segundo en levantarse de sus cómodos asientos y darle la bienvenida de pie al exmandatario norteamericano.

El mismo, con ese carisma y sencillez que lo caracterizan, presentó el avance de una de las producciones que estaba en competencia: LINCOLN (producción dirigida por el gran Steven Spielberg, sobre la vida del otro exmandatario "yankie").

Y eso fue todo, unas palabras, unas ovaciones y se retiró.

Ahí fué dónde vinieron mis cuestionamientos. Ahí fue cuando dije "sí se puede", un político puede ser una persona amada y respetada por todos sus conciudadanos durante y después de su carrera política. Como estábamos viendo la televización en un pequeño -pero enardecido grupo de fanáticos seriales (de series)- más de uno se preguntó qué pasaría si Juan Carlos Wasmosy, Lucho González, Nicanor o Fernando Lugo se presentasen a un evento cultural para dirigir unas palabras al público?. Creo que un clásico chiflido "a lo paraguayo" sería lo más leve.

Queridos amigos que están en el mundo de la política: miren, observen, analicen y aprendan; de qué les sirve ir a sus casas a contar sus millones si no pueden estar tranquilos en un lugar público?. Acaso salir por la calle o ir a cualquier evento y ser reconocido por su labor no es mucho más satisfactorio?. Amigos políticos: aprendan a forjar una carrera buena y el día de mañana podrán salir por las calles tranquilos y ser un BILL CLINTON... un RICARDO LAGOS... una MICHELLE BACHELET... un LULA DA SILVA; y no un J. C. Wasmosy.. un Lucho.. un Nicanor o un George Bush.

Soñar no cuesta nada, y para que estos sueños se hagan realidad, debemos saber elegir a nuestros gobernantes.

Saludos a todos desde mi pequeño rincón hogareño, en la bella Villarrica.

lunes, 21 de marzo de 2011

miércoles, 3 de noviembre de 2010

FECHA FELIZ

Un pequeño pensamiento y cuestionamiento que siempre rondó en mi contrera cabeza.  Este escrito'i lo  hice en uno de esos momentos de eternos y rabiados cuestionamientos un par de años atrás... está y estará vigente siempre; mientras la historia política de este país siga viva en los libros y en el recuerdo de sus pobladores.

Aguardo sus críticas (como siempre).. sin son malas, MEJOR!!..
EL PESIMISTA

==o==
 
  Cuentan, que durante los años de la dictadura, cuando el calendario indicaba el inicio de un nuevo 3 de Noviembre, las serenatas, los petardos, los tiros al aire, entre otros elementos, daban la bienvenida a una nueva “fecha feliz”.


  Era toda una tradición observar cada 3 de Noviembre numerosas comitivas de docentes, seccionaleros, militares, funcionarios públicos y grandes personajes de la “fauna” política que llevaban sus felicitaciones al primer deportista, al padre de la “juventú”, al reconstructor de la patria, al único, supremo e irremplazable líder -de los colorados y “buenos” paraguayos-, el Excmo. Sr. Pdte. de la Rca. del Paraguay General de Ejercito Don Alfredo Stroessner. En síntesis, aquello era la “chupada de media” en su máxima expresión. Estas personas aprovechaban cualquier oportunidad para dar su pleno e incondicional apoyo a uno de los “reconstructores” de la Patria.

  Pasaron los años y con la llegada de la Democracia, ya no pudimos ser espectadores de aquel espectáculo anual, plagado de discursos y discurseros en el Palacio de Gobierno; pero –casi- nadie ha olvidado la recordada “Fecha Feliz”, ya que el “bombapú” y alguna que otra polka de algún fanático del barrio nos recuerda cuando las manecillas del reloj dan inicio a tan nostálgica “fecha patria”.

  Con la caída del régimen (stronista), algunos pensaron que -tal vez- muchos paraguayos cambiarían ciertas costumbres “aduladoras”, tan comunes en aquellos tiempos; lastimosamente no fue así, ya que además de la tradicional “Fecha Feliz” del 3 de Noviembre, se sumaron otras mas, que también son celebradas con visitas de comitivas seccionaleras y de adherentes que se acercan al “único líder” de turno con los tradicionales presentes; solo que éstas ultimas (Fechas Felices) tienen una duración máxima de 5 años, y no 35 (años) en forma consecutiva como la del 3 de noviembre.

  De seguro, muchos lo toman con jocosidad y hasta burla que algunos sigan festejando esta fecha, aunque mas bien, debería ser un tema de preocupación y reflexión, porque a más de 20 años de su partida del poder y a cuatro de su desaparaición física, un hombre que ha gobernado bajo una dura dictadura no puede ser añorado por un pueblo, al cual hundió en la profunda ignorancia y el terror. 


  Yo me pregunto: Alfredo Stroessner era un angelito incomprendido y su régimen no fue tan duro como dicen o la Democracia paraguaya sigue haciendo un bello homenaje al fracaso??.


C.G.B.L. ==> UN PESIMISTA ASUMIDO.. (pero con esperanzas)

miércoles, 25 de agosto de 2010

EL PAÍS DEL INFORTUNIO

Sabias y alarmantes expresiones, las que alguna vez manifestara nuestro Supremo Escritor, Don Augusto Roa Bastos, al afirmar que el infortunio se enamoró del Paraguay 

Como dice la canción: 'hay amores que matan..'. Y pareciera ser que este "amor" (entre el Paraguay y el Infortunio) es más fuerte que cualquier cosa y, si bien aún no nos ha  matado, nos ha llevado en varias ocasiones a un coma profundo. Si nos ponemos a analizar, desde el inicio de la historia, el Paraguay ha sido un mar de confusiones, conspiraciones, fracasos y constantes mentiras en casi todos los ámbitos, con algunas excepciones positivas. Mire si será confusa nuestra historia, que hasta hoy día no sabemos bien quien fue el “descubridor” (nombre insistente para la historia) de estas tierras; recuerdo que en la primaria nos enseñaban que el Paraguay fue descubierto dos veces: por agua y por tierra, ése es un punto que mi estrecha mente aún no ha entendido: ¿Cómo algo puede ser descubierto más de una vez!!?. Espero la aclaración y explicación de alguna de mis recordadas y queridas Profesoras; ya, que si mi cuestionamiento está correctamente planteado, “de entrada luego” tenemos un gran problema, porque no sabemos quien es el que se estará revolcando en su tumba al ver la realidad del país que descubrió: Alejo García o Sebastián Gaboto.

Y si hablamos de traiciones y conspiraciones internas, nuestros “Próceres” son los pioneros en la materia; luego de varios años de vivir bajo el poder español, un histórico grupo liderado por Yegros, Caballero, Fernando de la Mora, Rodríguez de Francia y tantos otros, impondrían las características principales de la política paraguaya, tales como: la traición, la desconfianza y la descontrolada ambición de nuestros “líderes“ políticos; ya que al acceder al Poder, nuestros ilustres Próceres no hicieron otra cosa que conspirarse unos a otros, hasta que el Dr. Rodríguez de Francia decidió perpetuarse en el Poder y mandó a “mejor vida” a todo aquel que lo molestaba -¿no le da la sensación de haber vivido lo mismo hace poco tiempo?-, eso sí, lo de ladrones y estafadores, es una costumbre que nuestros políticos contemporáneos la fueron adoptando y perfeccionando con el tiempo.

Fíjese si será tan confusa nuestra historia política, que a más de 140 años de su muerte, seguimos discutiendo si el “héroe máximo” de la Nación (y lo pongo entre comillas porque dicho mote es cuestionado hasta hoy día), el Mcal. Francisco Solano López, murió ‘por’ la Patria o ‘con’ Ella, pero hablar de este controvertido y polémico personaje nos ocuparía un libro entero.

La mayor parte de nuestra historia ha transcurrido en medio de guerras y golpes de Estado. En tiempos posteriores y de supuesta paz, el país solo ha conocido la crisis en todos los ámbitos, consecuencia de gobiernos dictatoriales, inútiles, retrógrados y ladrones.

Contamos con una administración de justicia podrida, infectada de los peores vicios de corrupción; un sistema de salud en terapia intensiva (con leve mejoría, tal vez, en los últimos años); un programa educativo confuso e inútil en cuanto a formación integral se refiere, uno de los peores de la región, puesto en práctica por Educadores sin educación, mediocres y politiqueros; que están más interesados en reclamar  mayor salario por menor trabajo que en enseñar. Vaya si nuestra educación ha sido siempre patética!!, que aún recuerdo las lecciones que dabamos en la primaria, en plena década del 90’, cuando  el mundo entero hablaba de lo esencial que se convertiría la informática en años venideros, y mientras los niños de otros países dominaban programas informáticos que aprendían en las aulas escolares, a nosotros aún nos enseñaban acerca de los tipos de siembra en la huerta o cómo hacer abono con las hojas secas en nuestro patio (y no crea que hablábamos de siembra mecanizada, como obtener mayor rendimiento de la tierra o tecnicas de reciclaje.. nada de eso!!). Hoy, en pleno Siglo XXI, las cosas no han cambiado demasiado, seguimos estando muy por debajo del nivel mundial en educación; el sistema educativo paraguayo (tanto, antes como después de la mal llamada reforma) es una máquina de convertir a niños y adolescentes en burros pensantes, preparados para obedecer a un sistema preestablecido y anulando toda capacidad de iniciativa propia. Y mejor ni hablar del nivel universitario, el cual no hace otra cosa que llenar este país de necios con títulos.

Somos un país que –casi- nunca se ha destacado en forma positiva a nivel internacional (a excepción de Don Augusto Roa Bastos, Luis Alberto del Paraná, las 3 Copas Libertadores de Olimpia, la medalla de Plata Olímpica 2004 en fútbol y otros pequeños acontecimientos); peleamos durante años el título de uno de los países más corruptos del mundo.

Mire si seremos mediocres los paraguayos que nuestro mayor orgullo en la actualidad gira entorno al título otorgado por la prensa "amarillista" a Larissa Riquelme como la “novia del mundial” (que no es lo mismo que la novia de todo el mundo) o que Roque Santacruz esté entre los jugadores “más sexys” de la Premier League Inglesa.

Culpa de Francia?.. de López?.. la Triple Alianza quizá?.. o de los 35 sangrientos años de Stroessner en el poder??. Muchos han buscado la explicación, el motivo certero, el punto "G" de la cuestión; ni la "paraguayología" -ciencia que ha tenido como mentores a estudiosos como Saro Vera, Helio Vera, Aníbal Romero Sanabria, entre otros- no ha podido llegar a descubrir qué encierra la mente del misterioso "homo paraguayensis".

Muchas dudas circundan a la triste realidad nacional. De lo único que estamos seguros es que el Paraguay sigue amarrado al fracaso y todos tenemos la cuota culpa en esto: La dirigencia política,  la sociedad civil,  autoridades educativas y religiosas que durante décadas no se han propuesto metas concretas y positivas, cimentadas en una educación sólida y un auténtico Amor a la Patria.

No solucionamos nada quejándonos (que bastante ya lo hemos hecho); por eso debemos dar el primer paso como sociedad democrática, exigiendo resultados a quienes elegimos para guiar los rumbos de la Nación, y escrachando públicamente a quienes nos han empujado, de alguna u otra forma, al profundo pozo del cual nos cuesta sudor y lágrimas tratar de salir. Solo así el Paraguay demostrará al Infortunio que está dispuesto a romper con una dolorosa aventura amorosa que nuca debió pasar de un insípido “touch and go”.

VAMOS QUE SE PUEDE!!!...


CGBL. Un Pesimista asumido (pero con esperanzas)

jueves, 19 de agosto de 2010

HOMENAJE GUA'I

   Ésta debe ser una de las "guaireñadas"(*) por excelencia; se convirtió en un acto que ha sido llevado a cabo por generaciones de autoridades civiles, militares y eclesiásticas de la ciudad Culta; tanto así que a los ojos del gua'i común es normal, y hasta pasa desapercibido.  Es más, actos como éste, en los que se honra la memoria de quien forjó para que la fecha en sí sea un día festivo en la actualidad, son la constante y lo correcto en todas partes, salvo por un pequeño detalle:


   Solo a un gua'i se le ocurre hacer una ofrenda floral (de laureles, en realidad) y homenajear al Mcal. Francisco Solano López en el Aniversario de Villarrica, mientras que el monumento a la ilustre memoria de su fundador, Ruy Díaz de Melgarejo, es visitada por la solitaria brisa de un silencioso feriado.





Como diría una publicidad...         SI, SOMOS ASÍ....

(¡¡Y QUÉ!!?...)


 (*) Guaireñada: dícese de actos propios, particulares, singulares y hasta jocosos realizados por los  habitantes del Departamento del Guairá.

>> Véase en la infografía superior a, nada más y nada menos que, al Pdte. de la "Honorable" Junta Municipal de Vca., al Sr. Gobernador del Dpto. del Guairá, al Sr. Lord Mayor (Intendente) de la hidalga y culta Vca. del Espíritu Santo y al Excmo. Sr. Vice Pdte. de la hermana Rca. del Paraguay. Para que no queden dudas que todos deben hacer honor a las "guaireñadas"


Para los que no me creen, ingresad a este link:   http://www.lanacion.com.py/noticias-306669.htm

ORDEN SUPERIOR


Alguna vez lo habrá escuchado, sobre todo si sus años de adolescencia en adelante lo pasó durante los 35 felices años de “PAZ & PROGRESO”; era la frase perfecta para justificar lo injustificable, ya sea para realizar alguna detención, suspender actividades (sea cual fuere), decomisar cargamentos, etc., etc., nada venía mejor que la unión de esas dos palabritas, que formaban la todopoderosa “ORDEN SUPERIOR”.

Dicen que dicha frase era la primera excusa que salía de boca de algún milico, policía, “tahashí” o cualquier jagua ry’ái al servicio del Gobierno. No importaba que la paz del hogar sea perturbada a medianoche y un miembro de la familia sea llevado sin rumbo conocido –y muchas veces sin retorno-, no había a donde recurrir, no había medios legales para reclamar semejantes atropellos, porque al exigir –por lo menos- una explicación, lo primero que recibían los afectados como respuesta era la soberana, sencilla, filosa y siempre eficaz “ORDEN SUPERIOR SEÑORA!!!”.

Con la llegada de la Democracia –o más bien, con la ida de Tembelo-, de a poco autoridades y populacho en gral. se deshicieron de costumbres y jergas propias de la claque stronista (aunque a muchos nostálgicos aun les cueste).

Hoy, a 21 años de la caída de la dictadura, es increíble –pero tristemente común- escuchar la vacía excusa de “orden superior”. Porque fue ésa la única respuesta que recibió Damiana Hortensia Morán ante la negativa de su ingreso a un acto público, en el marco del Foro Social de las Américas, llevado a cabo días pasados en Asunción, en la que se encontraba presente el Presidente de la República.


Pero, por qué Damiana recibió esta respuesta?. Acaso estamos ante un miembro del EPP portadora de una bomba?, o se trata de una sicópata que pondría en peligro la integridad de los numerosos asistentes al Foro?. Si fuese así, la “orden superior” estaría  plenamente justificada, ya que los altos jefes de seguridad interna cumplirían con su labor al proteger la vida de tantas personas; pero no, Damiana, Hortensia, la Morán o como quieran llamarla es   –nada más y nada menos- la mujer que reclama judicialmente al Presidente de la República la paternidad del hijo que supuestamente éste tuvo con ella tras una relación carnal y amorosa.… bueno, carnal.

No hubo plagueo, prensa ni activista de derechos humanos que pudiera “ablandar” el corazón de los guardias; la orden era que Hortensia no debía ingresar al resinto, y menos con su hijo en brazos; como queriendo esconder la basura bajo la alfombra. Craso error Presidente!!!.. No hay alfombra con la que pueda tapar a un inocente niño que no merece ser tratado como basura.

           Es triste que se “reaviven” malas costumbres del pasado, es triste escuchar frases como ésta en pleno Siglo XXI, es triste la censura en la democracia, pero más triste aún es ver a un niño sin un padre (reconocido) luchando contra viento, marea y Poder para obtener un Derecho adquirido desde el momento de su concepción, el cual le debe ser dado como la soberana Constitución Nacional, las Leyes y la Vida misma mandan, porque Ellas no obedecen y nunca deben estar sometidas a ninguna cobarde “ORDEN SUPERIOR.


lunes, 16 de agosto de 2010

LA MBARETÉCRACIA

Así como los griegos, romanos y otras grandes civilizaciones han hecho importantes aportes al mundo, los paraguayos debemos sentirnos orgullosos, porque al fin hemos justificado nuestra presencia como civilización en el mundo y aportamos “algo” a la humanidad; un sistema de Gobierno 100 % paraguayo; ideado y puesto en práctica en nuestro bendito país: La “Mbaretécracia”.

Tal vez, no podamos encontrar mucho acerca de este Sistema en los libros de Política internacional, Derecho Político u otros materiales, es más, no creo que encontremos folleto o papel alguno que hable sobre nuestro (gran) aporte.

Este “peculiar” sistema, es sencillo, dinámico, muy de acorde con los tiempos en que vivimos. Es tan sencillo y dinámico que hasta el más encumbrado de los Politólogos no encontraría respuestas en él; es más, hasta las teorías desarrolladas por grandes pensadores como Russeau, Aristóteles, Platón y hasta el mismísimo Maquiavelo no pasarían de un simple folletito utópico.

A ver si me explico; en la Democracia (Sistema adoptado por la mayoría de los países y, en principio y teoría por el Paraguay), existe un sin fin de leyes, códigos y decretos; esto genera un gran número analistas, jurisconsultos, Magistrados, etc. que buscan la correcta aplicación de las mismas; en la Mbaretécracia estas figuras no desempeñan ningún papel de preponderancia, sus criterios importan poco o nada, ya que no hay Constitución, Decreto, Código ni acuerdo que valga; la única Ley que asegura la supervivencia aquí, es la popular y respetada “Ley del Mbareté”; en la que el mas fuerte impone sus derechos, cueste lo que cueste, así de simple.

La efectividad de dicha “Ley” ha quedado demostrada a los largo de estos 194 años de vida “independiente”. No hay paraguayo que no haya recurrido a ella, sea el motivo que fuese; ni paraguayo que (alguna vez) no se haya sometido a ella.

Invasiones campesinas; destituciones; amotinamientos carcelarios y estudiantiles; imposiciones de Presidentes, Ministros y Magistrados son solo algunos ejemplos de lo respetada y efectiva que es esta “Ley” en Paraguay y como muestra vale una invasión.

Los más recientes ejemplos que observamos son las invasiones campesinas a inmuebles privados. Los campesinos no tienen excusa valedera para ingresar en forma ilícita a campos que, muchas veces, son verdaderos campos de trabajo sacrificado por parte de sus propietarios.

Dichas invasiones demuestran cuan efectiva es la “Ley del Mbareté”; si los campesinos "sin tierra" no cometen semejantes hechos punibles (porque una invasión a la propiedad privada no puede recibir otro nombre), nadie haría caso a sus reclamos como componentes importantes de la sociedad; tal vez ni la prensa daría tanto destaque al tema. Con esto queda demostrado que la gente tiene que recurrir –en muchos casos- a tomar medidas por la fuerza para ser escuchada, y a raíz de esto, las autoridades deben recurrir a la fuerza para mantener el orden y el respeto a las (demás) leyes. Y no siempre prevalece la razón, el derecho y la cordura, sino lo que piensa el lado más fuerte.

Está demás acotar que esta breve descripción no es nada nuevo, es tan solo la exaltación de una ley popular que se ha mantenido vigente en la sociedad paraguaya en lo largo de su historia. Cuando los paraguayos cambiemos de actitud, y dejemos de querer imponer nuestras ideas por la fuerza, faltando el respeto a los demás; cuando dejemos de confundir la Democracia con la Mbaretécracia y los órganos del Estado cumplan fielmente con su cometido, viviremos en un país serio y no en esta “jungla”, donde únicamente sobrevive el mas “mbareté”.

UN PESIMISTA ASUMIDO (pero con esperanza)

sábado, 14 de agosto de 2010

Un titulo Universitario... PARA QUÉ??

En los tiempos en que vivimos, la capacitación académica es necesaria para desenvolvernos diariamente en nuestras vidas, y los más interesados en capacitarnos somos los jóvenes. Últimamente, a pesar de la crisis económica en que está sumergido el país, observamos Universidades e Instituciones de estudios terciarios abarrotadas de estudiantes, quienes sacrificadamente asisten a clases para obtener un Titulo que les abrirá las puertas a un futuro mejor.

Mis padres siempre me enseñaron que lo único que podría abrirme camino en la vida era un titulo Universitario, y en eso estoy… a duras penas pero estoy.

Pero me hago una serie de preguntas, me las hago desde el día que entré a la Universidad: Para qué tanto sacrificio?, ¿Para qué estudiar 5, 6 años o más?. ¿¡¡PARA QUÉ!!?. Al leer esto, Ud. pensará que estos cuestionamientos solamente pueden venir de un haragán, que gusta de la vida fácil, sin sacrificios, de una mente ignorante y retrógrada; tal vez en parte Ud. tenga razón, pero no me considero haragán ni nada por el estilo, sino un estudiante universitario preocupado que ve un poco nublado su futuro profesional. A ver si me explico con un ejemplo real, claro y especifico: la carrera de Derecho.

Tal vez, uno de mis mayores deseos como estudiante de Derecho, sea trabajar en un lugar como el Palacio de Justicia, donde aprenderé todo lo relacionado al mundo de las Ciencias Jurídicas; para ingresar a dicha Institución, debería rendir un examen de aptitudes, algo que es sumamente necesario e importante pero que, lastimosamente, no pasa de ser un mero trámite, porque lo que cuenta en realidad es quien sea mi Padrino (y no me refiero al de Bautismo ni Confirmación), un influyente político de turno, que, “si tenés suerte” -como popularmente decimos-, terminó el Colegio o algún estudio terciario; es a este personaje quien debo recurrir para obtener mi nombramiento como funcionario Judicial.

Pasado cierto tiempo, Yo, funcionario y futuro Abogado sentiré que ya es hora de un ascenso, para lograrlo, no importa si he sido eficiente, capaz, puntual y laborioso o he sido un monumento a la haraganería e ineficiencia; da lo mismo, total, la única eficacia que cuenta es la de mi “Padrino”, quien nuevamente hará las “gestiones” necesarias para beneficiar a su “ahijado”.

Una vez que haya recibido mi titulo de Abogado tendré dos caminos a elegir; 1) Continuar con mi “ascendente” carrera judicial o; 2) Seguir mi camino como un profesional independiente.

Analicemos el primero de ellos, en el cual se basan todos mis cuestionamientos: Al recibirme de Abogado, podré acceder a cargos de mayor relevancia dentro del ámbito Judicial. Para ello, nuevamente Yo, un Profesional, tendré que recurrir a uno o varios “Padrinos” para llegar a convertirme en un flamante Juez, Fiscal o Camarista. Si accedo al cargo pretendido, será gracias al o los “Padrinos”, con quienes estaré en deuda permanente por haberme ayudado a alcanzar el lugar que ocupo, eso significa una constante presión de todo tipo para ayudar a los “amigos”; y si hago caso omiso a su petición, será el fin de mi larga, amada y ascendente carrera Judicial.
Entonces, para que sacrificarme 5 o 6 años de mi vida, no solo asistiendo a la Universidad, sino a Seminarios, Conferencias, Congresos, realizando Post-Grados y otros estudios que ayudarían a superarme cada día?... ¿Para qué!!?. Si hasta para ser Ministro de la Corte Suprema de Justicia tendré que depender de uno o varios “Politicuchos de turno” que tal vez, ni siquiera tienen la formación académica y personal que tanto sacrificio me costó alcanzar.

Ahora, si decidí abrirme camino como un profesional independiente tendré que lidiar con un sistema manejado por la politiquería barata e intereses partidarios. Esto no solo lo padece un profesional vinculado al ámbito del Derecho, sino también Ingenieros, Médicos, Licenciados, Docentes, Comerciantes, en fin, todos los profesionales en gral. que por sus ocupaciones, deben relacionarse con instituciones del Estado.

Ojalá algún día seamos algo similar a un país serio, donde las personas se destaquen por sus méritos y capacidades académicas, y no por hacer “hurras” por estos “Señores”, que sienten más amor por sus bolsillos y Partidos que por su propia Patria.

UN PESIMISTA ASUMIDO (pero con esperanza)